Dibújame una música: Historias de Babar y otras historias (Francia)

hace 2 años   •   2 min de lectura

Por Teatro Santander

Verano  del 1940, mientras el compositor Francis Poulenc esta de vacaciones en  la casa de sus primos, los ninos dejan un libro en el atril del piano.  Se trata de La Historia de Babar de Jean de Brunhoff. “¡Tócanos eso!”.

Con ternura, Francis Poulenc empieza a improvisar las aventuras del  famoso elefante. Este momento es el origen de una de sus más bellas  composiciones.

Dejar correr su imaginacion estimulando su oído y su creatividad, es el  programa que Damien Luce y Federico Mozzi nos proponen. La Historia de  Babar de Francis Poulenc se creócon la idea de encontrar la imagen, la  música y el cuento. Esos tres elementos están reunidos en este  espectáculo para los niños. En el escenario, el pianista, dibujante y  un actor cuentan juntos esta historia. La introducción del dibujo en la  narración facilita la concentración de los niños y evidencia el  vínculo entre imagen y música.

Dibújame  una música permite a los niños ser testigos de la puesta en dibujo de  la obra musical de Francis Poulenc para luego crear ellos mismos su  propia narración al escuchar obras de Ravel tocadas por Damien Luce.

Desde hace varios años, Damien Luce  lleva una carrera exitosa reuniendo sus distintas pasiones: la música  (su primera formación), el teatro y la escritura. Estudio música en  el Conservatorio Superior de París, en la clase de Billy Eidi y en la  Juilliard School de Nueva York en la clase de Herbert Stessin. Fue  laureado en varios concursos, entre los cuales el concurso del Festival  Internacional de Música de Aspen (Colorado). Se presentó en varios  lugares en Francia y en el extranjero como solista o como instrumentista  en conjuntos de música de cámara: Festival de Radio-France Salle  Cortot, Alice Tully Hall en Nueva-York, Universidad de Washington. Su  profundo interés por la literatura lo lleva a menudo a tratar temas  poéticos (naturaleza, niñez, mitología), no sólo a fin de combinar  armoniosamente obras de épocas diversas sino también con el propósito  de valorizar los vínculos entre los diferentes tipos artísticos.

Federico Mozzi se dedicódesde muy joven al desarrollo  de las artes visuales. Comenzó su formación como dibujante en varios  cursos y talleres de Buenos Aires, estudiando anatomía, cómics e  ilustración editorial con varios profesores tal como Juan Aeza, Nicolas  Stilman, y Mariano Lucano. Su paso por la carrera de Diseno Grafico  de la Universidad de Buenos Aires sumóuna nueva dimensión a su vida  intelectual y a su trabajo. Desde el año 2011 dibuja en vivo en varias  ocasiones, lo cual lo lleva a buscar los recursos escénicos que  permitan una asociación directa con el acto de dibujar. Su trabajo se  realiza con técnicas manuales tanto como digitales, y encuentra  inspiración principalmente en los címics de varios países, el  diseño, la animación, y diversos pintores e ilustradores de principios  del siglo XX.

Corre la voz